Aviso Legal

Utilizamos cookies para facilitar la navegación por la web. Si continuas navegando consideramos que aceptas el uso de cookies. Más información.

close

back

Noticias

Noticias
Digitalización de la tienda física: cómo adaptar la web a un catálogo interactivo

Digitalización de la tienda física: cómo adaptar la web a un catálogo interactivo

La digitalización en la estrategia de marketing omnicanal

Cuando hablamos de digitalización del punto de venta nos referimos a la implementación de herramientas tecnológicas, en primer lugar para mejorar la experiencia de compra, y en segundo lugar, y no menos importante, para que el cliente no convierta en la tienda online. Las herramientas que se implementen en la tienda física deben integrarse dentro de la estrategia de marketing omnicanal. Es decir, lo que el cliente encuentre en el online debe tener coherencia en el offline, y así, a la viceversa.

Adaptación de la web al catálogo interactivo

Una de las tareas a desarrollar en la estrategia omnicanal es la adaptación de la web a las herramientas digitales, como catálogos interactivos, que encontramos en la tienda física o showroom. La web debe adaptarse al lugar donde se encuentra, pues no son iguales las necesidades que el consumidor tiene en el online que en el lugar físico. Aspectos irrelevantes en el online se convertirán en imprescindibles en el offline, como: dónde localizar físicamente el producto; o el lugar de recogida, quiere el cliente recogerlo en caja y llevárselo él mismo, o prefiere que se lo envíen directamente a su casa.

Algunos aspectos como los que hemos comentado exigen que las herramientas táctiles se adapten según las necesidades del momento. Al igual que las funcionalidades de la web para ordenador muchas veces no son iguales que las que podemos encontrar en un smartphone o tablet, en el caso de los catálogos digitales en el punto de venta, ocurre lo mismo.


¿Puedo poner la web responsive en el punto de venta?

Por esto muchas veces, a la hora de implementar un catálogo interactivo, aunque las webs sean responsive, requiere que se diseñen desde cero y se desarrollen pensando en el consumidor y su proceso de compra. Es importante saber que no hay que volver a crearlo todo desde cero. Estas herramientas pueden seguir vinculadas informáticamente con el ERP existente, pero desde el punto de vista de diseño gráfico sí que deben replantearse. Por esto, uno de los aspectos clave que a veces se olvida es diseñar la aplicación desde la usabilidad.


Pensando en la usabilidad del consumidor

La navegabilidad de la aplicación es fundamental para generar una buena experiencia y que acabe ocasionando una compra. Por esto, hay que pensar sobretodo en el target para el cual está enfocado, a veces se tiende a pensar que todos son nativos digitales. Se olvida que una aplicación en el punto de venta debe de poder ser consultada por gente de edades diversas, es por esto, que debe de ser muy intuitiva.   


to Top