Aviso Legal

Utilizamos cookies para facilitar la navegación por la web. Si continuas navegando consideramos que aceptas el uso de cookies. Más información.

close

back

Noticias

Noticias
8 puntos a tener en cuenta en una estrategia de contenidos para digital signage

8 puntos a tener en cuenta en una estrategia de contenidos para digital signage

Invertir en digital signage sin una estrategia de contenidos bien definida puede ser una inversión no bien ejecutada. La estrategia de contenidos no es sólo decidir qué vídeos o imágenes mostrar en una pantalla, sino ir más allá. Entender el lenguaje de comunicación y saber transmitirlo con contenidos de calidad y mensajes personalizados. Para esto es necesario conocer cuáles son nuestros objetivos a medio y largo plazo, a quién nos dirigimos, y poder medir el impacto de nuestro mensaje. Y sobretodo, tener muy claro quién y cómo se va a gestionar este contenido.

A continuación, explicaremos los puntos importantes a tener en cuenta en el momento de plantearse la estrategia de contenidos en un proyecto de cartelería digital:

  1. Definir los objetivos. No solo es importante durante la estrategia, sino que también lo es antes de iniciar el proyecto. Concretar el objetivo determinará diferentes aspectos como el tipo de display (pantalla), la orientación, la ubicación y con ello la luminosidad, y finalmente la integración en el espacio. No es lo mismo informar, vender más o entretener. Hay que tener claro el objetivo porqué determinará toda la estrategia de contenidos a seguir.

  2. Identificar el target o público objetivo. ¿A quién nos dirigimos? ¿Gente mayor que necesita mucho tiempo de lectura o jóvenes que no tienen tiempo de leer? Por ejemplo, en escaparate, si vendemos juguetes sabemos que nuestro target son los padres, pero quien se fijará en el producto serán probablemente los hijos. En este sentido hay que saber qué interesa más: tener un precio atractivo muy grande, o mostrar el juguete como elemento principal. Seguramente el juguete o incluso el anuncio serán más impactantes y tendrán un mayor reclamo para un niño.

  3. Qué y cómo. Calidad, cantidad y tamaño. Es tan importante lo qué decimos que el cómo. Transmitir un mensaje corto, claro y conciso. Pensar en dónde y a qué distancia se visualizará el mensaje, nos ayudará a entender qué tamaño de letra será suficiente y cómo de extenso debe ser el mensaje. Por ejemplo, en un escaparate nos interesarán frases cortas con letras grandes para que puedan visualizarse desde más de 5 metros de distancia. Entender la magnitud de la pantalla y la necesidad de adaptar el contenido al formato (vertical/ horizontal) así como a la resolución correcta. Pues un vídeo para redes sociales no siempre funciona en digital signage.

  4. Duración y “call to action”. Alguien que no vea el contenido desde el principio debe de poderlo entender siempre. Espacios con bajos tiempos de atención requieren call to action rápidos. Pero en cambio en áreas con altos tiempos de atención, como las salas de espera, se necesitarán contenidos más largos y más informativos. La duración total del bloque de contenidos debe ser razonable al tiempo de exposición del usuario al contenido, a la renovación de la audiencia y al momento social.

  5. Personalización y segmentación. El contenido personalizado es muy importante pero también lo es tener en cuenta el momento del día en que se lanzarán los mensajes, no es lo mismo la afluencia entre semana que en fin de semana. En momentos de alto tráfico nos interesan contenidos más directos y concisos. Por lo que, una plataforma de gestión de contenidos que nos permita -de una manera fácil- programar los contenidos según la segmentación que nos interese, es el éxito de que la estrategia de contenidos funciona.

  6. Cómo y quién gestionará el contenido. Hay que escoger un software que simplemente nos permita reproducir los contenidos de una forma fácil y rápida. Una vez hecha la planificación del contenido, es importante asignar un responsable de la actualización del contenido. El departamento de marketing de la marca suele responsabilizarse. Pero en el caso que este no pueda, es importante saber que existen empresas como Waapiti, que ofrecen el servicio de gestión para la actualización de contenidos a través de su propia plataforma. Waapiti Manager es una plataforma basada en web, manejable desde cualquier ordenador, navegador y dispositivo móvil.

  7. Recogida y análisis de datos. Imprescindible medir las campañas para conocer su eficacia. En digital signage se pueden medir diferentes datos desde los más básicos como el número de veces que se ha emitido cada contenido en un tiempo concreto, o datos más enriquecidos como quién ha mirado qué y durante cuánto tiempo. Además, toda esta información cruzada con datos de venta permite medir realmente la eficacia de la estrategia. Se dice que en digital signage hay que “monitorizar, medir y mejorar”. Pues un contenido bien hecho puede generar engagement, pero solo un contenido muy bien trabajado llega a influenciar en la decisión de compra.

  8. Mantenimiento. Este punto quizás parezca que no tenga nada que ver con nuestra estrategia de contenidos, y genere dudas. ¿necesito realmente un mantenimiento de la pantalla? Este es un aspecto poco relevante hasta que el cliente se encuentra con una pantalla en negro o necesita retirar un vídeo inmediatamente y el equipo reproductor de contenidos ha perdido la conexión a Internet. Aquí es cuando saltan todas las alarmas. Un departamento de asistencia técnica monitoriza continuamente los equipos y se anticipa a cualquier problema. Aún así, hay que saber que la tecnología es imprevisible y no se puede garantizar al 100% que no pase nada. Pero si que garantiza seguridad en el sentido que existe un equipo de especialistas detrás, disponible 14/7, quien resolverá el problema rápidamente -según el SLA (acuerdo de nivel de servicio) pactado con el cliente.

to Top